Mobile World Congress 2017, más pena que gloria

El MWC17 destaca por ser el año de las promesas rotas, el estancamiento tecnológico, la ausencia o estreno de ciertas marcas y nostálgicas reapariciones. Pero no todo es negativo, el conocido como “Internet de las cosas” ofrece estimulantes aperitivos.

mobile

Empezamos dando un repaso a lo que ha brillado, pero por su ausencia.

Xiaomi dio plantón a todos los que conservaban esperanzas de reencuentro. Al igual que un tal vez avergonzado Samsung, no ha presentado su nuevo modelo. ¿Será estrategia para gestionar la crisis de imagen? Quizás es aquel que decide pasar el día en el sofá al abrir los ojos y reconocer en él la resaca y el arrepentimiento.

 

En cuanto a desilusiones ¿ZTE se ha dormido en las ramas? Prometía el primer móvil con conexión a 1Gbps y ni siquiera ha llegado a dar fecha de lanzamiento. Además, el esperado Gigabit se mostró expuesto en una vitrina apartado de cualquier manoseo techie.

Otro punto a mencionar es el 5G que ha pasado sin pena ni gloria. Tanto la gran mayoría de compañías móviles como las que no lo son, lo han incluido.

 

Y ahora, momento de quitarse la careta de profesora Rottenmeier porque no todo ha sido malo y hay que entender la altura de los desafíos tecnológicos actuales.

La inteligencia artificial en móvil y electrónica de consumo, ya nos permite fantasear con el cercano escenario futurístico con el que las películas nos hicieron soñar.

Sony ha presentado los conceptos Xperia Ear, Xperia Agent y las interfaces táctiles Xperia Touch.

Para sorpresa, disgusto o emoción de algunos, aparece el primer coche de carreras autónomo y eléctrico.

También destacamos el móvil con una batería de 32 horas de conversación -para que te agotes tú antes- y el disco duro para Iphone de 256 GB. Además, llega SuperM Charge, capaz de cargar el móvil en 20 minutos. Siguiendo esta línea, el sufrido tema de la batería pasará a ser una anécdota en cercanas ediciones del MWC .

 

Por último, y en contradicción a todo lo expuesto, darle al “rec”, poner vuestro hit favorito del 2000 y dejar que se produzca el reencuentro. Nokia sorprende con el reeditado modelo 3310. Ser obsoleto está de moda. Remover antiguos sentimientos. Hacernos sentir que cualquier tiempo pasado fue mejor. Una invitación a fugarnos en una aventura que, en las sombras, se dirige a la reconquista del mercado.

Follow: